Fundación Inspira se adjudica fondo concursable

Con el proyecto  “La comunidad hospitalaria transforma su entorno: la experiencia del Hospital del Salvador entre los años 2013 y 2016”, Fundación Inspira se adjudicó el fondo concursable del Ministerio de Desarrollo Social en la línea de Análisis de Experiencias. Durante ocho meses, Inspira realizará una investigación sobre el rescate de diversos jardines dentro del recinto hospitalario mostrando el poder terapéutico de esas áreas verdes.

A través del proyecto, se trabajará en sistematizar la experiencia de la fundación en la aplicación de su modelo de recuperación participativa de áreas verdes dentro del Hospital del Salvador.

Actualmente en Chile, no existe una preocupación que considere a la salud de una manera multidimensional, es decir que permita valorar la importancia de contar con centros hospitalarios acogedores, capaces de entregar una atención integral, en la cual se incluya la preocupación del entorno como una variable para ser pensada y concretada como necesidad de dignidad de las personas que habitan dentro de esos espacios públicos. En ese sentido, el problema que aborda la experiencia es el estado de abandono, por larga data, de las áreas verdes en los centros hospitalarios, acrecentando la percepción de precariedad en el habitar cotidiano de las comunidades que los componen. Así es como, a la vulnerabilidad económica y social de los usuarios, se suma la vulnerabilidad en la salud y a tener que permanecer en un medio de alto stress sin espacios preparados para recibir, contener o simplemente facilitar alivio a la permanencia que se vive a diario en esos recintos.

El Hospital del Salvador atiende a nueve comunas (ocho dentro de la Región Metropolitana más Isla de Pascua), por sus pasillos circulan más de 40.000 personas al mes. Según las cifras se atienden más de 560.000 personas anuales y es referente nacional de ciertas enfermedades, lo que significa que hay pacientes de todo el país. Además en el recinto trabajan alrededor de 2.400 funcionarios. Según datos de FONASA (extraídos de la encuesta Casen 2013) el hospital atiende al 72%, es decir 435.939 pacientes del tramo A,B,C, quienes tienen ingresos inferiores a $306.000. En ese sentido, por su condición de vulnerabilidad de escasos recursos un 55,9 % está exento de pago en atenciones con ingresos menores a $210.000. Si bien nuestro país va disminuyendo los índices de pobreza (Casen 2015), la realidad cotidiana que se vive en los hospitales, en este caso focalizado en su entorno, replica la brecha social en nuestro país y refleja una de las realidades de desigualdad más evidentes: en salud hay una gran diferencia en el entorno de lo público y lo privado.

En ese contexto, llegó la Fundación Inspira al Hospital del Salvador, logrando una de las experiencias más notables respecto al rescate de áreas verdes, transformación del entorno y apropiación de espacios como “Jardines Sanadores”. Gracias a este fondo, el trabajo realizado por Fundación Inspira entre 2013 y 2016 podrá ser investigado mostrando la recuperación de áreas verdes del Hospital del Salvador junto con la comunidad del recinto y voluntarios. “Con este fondo podremos mostrarle a la comunidad lo relevante que es contar con espacios verdes de primera calidad para los procesos de recuperación de los pacientes dentro de los recintos hospitalarios, así como la articulación del trabajo entre funcionarios y voluntarios. Será un gran paso para institucionalizar este conocimiento”, explica Doris Erlwein, directora de Fundación Inspira.

Los resultados se traducirán en un libro que documentará la experiencia. Además, la Fundación Inspira realizará, como cierre de este análisis, un seminario para presentar los resultados de este interesante estudio.

Recent Posts

Leave a Comment