Fundación Inspira inaugura su sexto Jardín Sanador en el Hospital del Salvador

By
 In Noticias

El Jardín del Ceibo está ubicado en el área de medicina, al interior del hospital. Este patio tiene la peculiaridad de que además de restaurar áreas verdes, se ha hecho una recuperación histórica del hospital y se habilitó como un espacio de accesibilidad universal.

A los jardines de Hospitalización Domiciliaria, Los Naranjos, La Fuente, Patio Rayos y Parque Almez; el pasado 14 de septiembre se sumó el Jardín del Ceibo. El espacio está diseñado alrededor del árbol que le da el nombre al lugar y cuenta con áreas verdes, flores y bancas, en las que toda la comunidad hospitalaria puede descansar bajo la sombra del Ceibo. Es importante destacar que una vez más el Jardín El Palomar donó todas las plantas para la transformación de este nuevo patio, mientras que la Fundación Dr. Hernán Alessandri y Cábala Producciones, posibilitaron que se pintara el espacio para completar el cambio.

Los encargados de la recuperación de estos espacios fueron Fundación Inspira, en alianza con Fundación Cosmos y el Hospital del Salvador. Estas tres entidades se han encargado de restaurar todos los Jardines Sanadores para funcionarios, pacientes y familiares del hospital. A esto se suma toda la energía y entusiasmo de los funcionarios del área de medicina del hospital que participaron como voluntarios, especialmente los sectores de laboratorio, renal, UCI, cardiología y reumatología.

“En un hospital público se necesita un ambiente de contención y la belleza, la naturaleza que pueden sanar, son lo que más se necesita para el alivio del día a día”, reflexiona Doris Erlwein, Directora de Fundación Inspira. Es por esto, que la fundación se dedica a recuperar espacios que en algún momento quedaron abandonados, convirtiéndolos en jardines.

Según comentó el Dr. Carlos Altamirano, Director del Hospital del Salvador, “Cada patio es independiente y cada uno tiene su identidad”, la singularidad que tiene este nuevo lugar, es que los encargados de la recuperación de este ambiente se han preocupado de darle un significado histórico del hospital, recuperando parte del patrimonio. Para esto, aprovecharon las bancas que utilizaban los estudiantes de medicina para observar las operaciones, para ponerlas en círculo alrededor del árbol principal y se rescataron las puertas del sector de ex maternidad, para dar la bienvenida a todas las personas que ingresen al nuevo jardín, que solía ser el estacionamiento de los profesores del hospital, de quienes aún se mantienen los nombres en la pared.

Además de rescatar la esencia  histórica del lugar, fue de suma importancia para quienes confeccionaron el área, crear un espacio de integración con acceso universal, por lo que en este jardín se instauró una rampa que permite el fácil acceso de personas con cualquier tipo de discapacidad física. “Estamos muy contentos de ver cómo la gente usa el Ceibo, es un patio visible, que hoy día cuenta con un acceso universal. Con gran alegría, hemos visto que ahora pueden bajar personas con muletas o en silla de ruedas a usar este espacio”, comenta Felipe Correa, Director de Proyectos de Fundación Cosmos.

Sin duda, los avances que se han logrado en el Hospital del Salvador son extraordinarios, pero la tarea no termina aquí. La ilusión de llenar de verde el mundo sigue presente y esta es sólo una forma de empezar. Hoy, Fundación Inspira se encuentra en conversaciones con la Corporación de amigos del Calvo Mackenna (AMICAM), para realizar un nuevo proyecto de Jardines Sanadores en el hospital de niños.

Recent Posts

Leave a Comment