INICIAMOS LA CREACIÓN DE NUESTRO PRIMER JARDÍN SANADOR SENSITIVO PARA PERSONAS NO VIDENTES

By
 In Noticias

La evidencia científica nos ha demostrado el poder sanador de la naturaleza y por lo mismo, como fundación, nos planteamos el desafío de expandir nuestras acciones hacia niños para asegurar la oportuna forma de afectar positivamente en su formación (Biofilia).

Tras adjudicamos la participación de un voluntariado corporativo, llegamos hasta la Sociedad Protectora de Ciegos, lugar donde funciona la Colegio Santa Lucía, fundado por Esther Huneeus Salas (Marcela Paz).

En este contexto, iniciamos el levantamiento de información que sirvió para elaborar el diseño de nuestro primer Jardín Sanador Sensitivo, uno que permitirá a sus usuarios sentir, oler, tocar, gustar, compartir y aprender tanto a los niños como profesores y apoderados.

La propuesta ha sido generada por nuestra paisajista Magdalena Pérez de Arce y presentada a la comunidad para que, a partir de ello, cocrear y generar una propuesta desde los requerimientos de los beneficiados.

El espacio cuenta con 600 metros cuadrados. El objetivo es transformarlo en un punto de encuentro para los 110 estudiantes del colegio y las diferentes visitas (padres y familiares).

Esta semana dimos un nuevo paso, comenzamos la primera etapa, enfocados a recuperar la huerta existente en el lugar, construir jardineras y generar un portal de acceso al jardín.

Contamos con la vital ayuda y conocimiento de Cristian Candia a cargo de la construcción, ayudado por Don Jorge (jardinero del colegio, persona de 73 años, enamorado de su quehacer) y nuestro leal equipo de Fundación Inspira. Sin la cooperación de todos ellos, sería imposible cubrir la exigencia del proyecto.

“La conexión de los niños y sus familias con la naturaleza mejora la salud física y mental. Contar con este espacio tiene amplios beneficios, mejora las habilidades cognitivas, el bienestar emocional y el desarrollo psicomotor, reduce el estrés y los síntomas de déficit atencional, aumenta la creatividad y la imaginación e incentiva la estimulación sensorial, entre otros puntos”, señala Verónica Novoa, directora ejecutiva de Fundación Inspira.

Agrega que “se trata de un proyecto a largo plazo, en esta primera etapa contamos con los recursos adjudicados gracias a Directv, pero se requiere avanzar y contar con más financiamiento que permita ampliar el aula (interior) hacia el exterior, incorporar mobilario en el jardín, crear la Plaza de los Olores, instalar especies de fácil mantención, bajo consumo hídrico y que sean sensoriales”.

Para nuestra Fundación, es importante hacer seguimiento sobre cómo el jardín afecta positivamente a los niños. La recopilación de datos cualitativos y cuantitativos respecto de su uso, mediante un registro sistemático, nos entregará nuevas señales y orientaciones para recuperar espacios sin uso o abandonados.

VER MÁS FOTOGRAFÍAS

 

Recent Posts

Leave a Comment