SEGUNDA ETAPA DEL JARDIN SANADOR EN CASABIERTA DE COANIQUEM

Una gran noticia recibió Coaniquem en su 40° aniversario. Se trata de la entrega de la segunda etapa del Jardín Sanador para Casabierta.

Los nuevos 300 metros cuadrados del lugar conforman un Jardín Memorial (ideado en conjunto con la empresa Ecoplan). Como fundación propusimos un diseño de juegos interactivo, tipo espiral con 40 unidades de troncos más la instalación de señalética que, en su contenido, potencia los valores asociados a Coaniquem.

Es un espacio que permite jugar en búsqueda del grial. Son cuatro tótems que permiten representar por décadas (en razón del aniversario) los periodos: “mi comuna”, “mi ciudad”, “mi país” y “mi continente”.

A fines de 2018, fue construida la primera parte proyecto (600 metros cuadrados). En esa oportunidad participó DirecTV junto a Ecoplan y nuestra fundación.

Casabierta es una residencia para acoger a niños con lesiones de quemaduras. En la actualidad, recibe a personas de lugares lejanos de la capital y de otros 20 países vecinos que, junto con un familiar, no tiene dónde hospedarse para llevar a cabo su proceso de rehabilitación. El lugar ofrece alojamiento y alimentación en forma gratuita a sus usuarios.

Trabajo previo de Fundación Inspira

En una primera parte, la fundación generó un diagnóstico que consistió en conocer las necesidades y sentires de la comunidad de Coaniquem, a través de actividades y entrevista con niños, madres, profesores, doctores, trabajadores de Casabierta.

Se trabajó profundamente la idea de que el jardín fuese una oportunidad de aula abierta, un laboratorio receptor en todas las épocas del año para explorar, aprender, leer, jugar, hacer amigos, reposar, dormir, etc.

El concepto de mural es para generar un hilo conductor durante todo el terreno que se intervino. En el lugar se ilustra la geografía de Chile de norte a sur.  Los niños están en un “caballo”, animal que corresponde a la etapa de su proceso de rehabilitación en Casabierta.

“El acercamiento y las entrevistas nos permitieron entender la importancia de crear un lugar donde la magia del juego fuera un componente real y cercano. No por la condición frágil de un niño quemado, se puede privar a un menor de su capacidad de juego, aún cuando puedan existir riesgos. Hoy damos la bienvenida a un espacio totalmente recuperado y a un sueño el cual vemos concretado”, comenta Verónica Novoa, co fundadora de Fundación Inspira.

VER MÁS FOTOGRAFÍAS 

Recent Posts

Leave a Comment